Project Description

Pedro Castrortega (Piedrabuena, 1956)

Nace en Piedrabuena, Ciudad Real. Vive y trabaja en Madrid. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. 

Fue beneficiario de una beca Fulbright en Nueva York, donde vivió y trabajó ente 1987 y 1988. En 1991 fue becado por la Cité Internationale des Arts de Paris. Los años 2007 y 2008 vivió y trabajó en Berlín. 

Ha realizado numerosas exposiciones individuales en diversas galerías de España, Alemania, Francia, Portugal, EE. UU., China o Suiza. Tiene en su haber varios premios internacionales y ha participado en importantes ferias como Art Basel, ARCO, Art Chicago o Art Köln. 

Su trabajo abarca distintas disciplinas artísticas: dibujo, instalación, escultura, pintura, etc. Su obra se encuentra representada en numerosas colecciones y museos: Ayuntamiento de Piedrabuena, Ateneo de Madrid, Biblioteca Nacional, Calcografía Nacional, Colección ABC, Colección Ericsson, Colección Iberia, Colección Philips, Colección BBVA, Comunidad de Madrid, Comunidad Castilla la Mancha, Comunidad de Valencia, Congreso de los Diputados, Colección Spaarkasse, Colección Fulbright, Banco Hipotecario, Fundación AENA, Casa Real, Museo Reina Sofía. 

La obra de Pedro Castrortega pretende universos propios personales, ubicados en el tiempo en el que vive, pero desvinculado de haceres-modas. Busca en las nuevas maneras de expresión su lugar, pero sin dejar el norte que le guía, que no es otro que la necesidad de contar su propia historia. 

Le interesa el hombre en relación con el resto de los seres vivos, la ubicación en un universo compartido, de lucha, de subsistencia, de ternura, de destrucción, o de construcción… 

Todos somos parte de todo, lo físico o lo espiritual están en un estadío paralelo al que pretende dar forma, para no otra cosa que provocar inquietud, porque nada es lo que parece, o sí…  y es necesaria la introspección, lo intangible, quizás lo mágico, para que la pintura, el objeto artístico, aspire a la pretensión de excelencia (ARTE). 

Pinta animales que a su vez son humanos, peces que quieren volar, seres que buscan una salida hacia su propio encuentro; lo hostil se cruza con lo tierno pretendiendo una salida; la poesía y el desgarro conviven, busca lo esencial para ubicarlo en lo metafísico, pretendiendo crear espacios de inquietud, de preguntas. 

Retrata lo ideado para entregarnos siempre una duda, un ¿por qué?, cómplice de la mirada que, como dice él mismo, «después de mirar un trabajo mío se me respeta o se me entrega a la hoguera, pero si es una cosa como lo contrario, pretendo entregarme en la complejidad del que busca por necesidad; no quiero complacer a nadie, quiero sentir con los demás si es posible».

CV
GALERÍA